sábado, 30 de abril de 2011

FRANCISCO DE MIRANDA


Nació en Caracas el 28 de marzo de 1750. Dotado de una inmensa cultura, un genio militar excepcional y una inquebrantable fe en los principios de la Ilustración, es una de las figuras fundamentales de las luchas por la emancipación en la América española, Hijo del canario Sebastián de Miranda y Ravelo —capitán del batallón de Milicias de Blancos de Caracas—, y de la caraqueña Francisca Antonia Rodriguez de Espinoza, cursó estudios en el Real Colegio Seminario de Caracas. En enero de 1771 se alistó ene1 ejército real y se trasladó a España donde obtuvo el grado de capitán del regimiento de infanteria de la Princesa, Combatió en Melilla (1774-1775) y fue posteriormente destinado a las Antillas (1780).

Intervino en el sitio de Pensacola, en la guerra de Independencia de Estados Unidos, lo que le valió el ascenso a teniente coronel. Representó al gobierno de Cuba en misiones en Las Bahamas y Jamaica, Huyendo de la envidia de sus compañeros de armas y de las intrigas del gobierno colonial, en 1783 se trasladó a Estados Unidos, donde frecuentó a George Washington, Alexander Hamilton, Gilbert de Lafayette y Samuel Adams, y esbozó su primer proyecto de independencia para todo el contincnte americano.
En 1785 inició un largo periplo europeo, que le condujo a Alemania donde fue presentado a Federico el Grande de Prusia—, Austria, Hungria, Italia, Grecia, Constantinopla y Rusia —donde conoció a la emperatriz Catalina 11(1796), quien le brindó apoyo, Suecia, Dinamarca y Francia, Su llegada a Paris, el 24 de junio de 1789, le permitió ser testigo de los preparativos de los sucesos revolucionarios. En Londres, donde residió hasta 1792, intentó en vano convencer al gobierno de William Pitt de que financiara una expedición emancipadora de las colonias americanas.

Su traslado a Francia en 1792 coincidió con el auge momentáneo de los girondinos, entre los que contaba amigos. Fue reclutado en el ejército de la República y ascendido a teniente general en octubre de 1793. Participó en la campaña de Bélgica bajo las órdenes de Dumouriez.

Logró la capitulación de Amberes y, sobre todo, defendió brillantemente el sitio de Valmy, lo que le valió ser ascendido a lugarteniente general. La persecución de los girondinos condujo a su encarcelamiento cn La Force hasta enero de 1795. Sus dificiles relaciones con Napoleón Bonaparte le llevaron a regresar a Londres en 1797 y a cortar todos los vinculos con Francia en 1800, tras su expulsión oficial de este pais. Desde Gran Bretaña siguió impulsando sus planes libertadores y estrechó vínculos con jóvencs patriotas, como Bernardo O’Higgins.

Inició una relación intima con su ama de llaves (Sarah Andrews), con la que tuvo dos hijos: Leandro y Francisco. En 1805 viajó a Estados Unidos, donde obtuvo ayuda del presidente Thomas Jefferson y del secretario de Estado James Madison: el 2 de febrero de 1806 zarpó de Nueva York a bordo del bergantin Leander rumbo a Haití, donde se le unieron las goletas Bee y Bacchus. 

El 12 de marzo creó el pabellón tricolor : amarillo, azul y rojo, que habria de convertirse en la bandera de Venezuela y Colombia. La segunda expedición reunió once barcos y logró tomar La Vela de Coro el 3 de agosto de 1806, pero al no encontrar apoyo entre la población, se replegó de nuevo a las Antillas, Miranda esperó una nueva oportunidad durante dos años, pero ésta no se presentó y regresó a Gran Bretaña.

Poco después de los sucesos del 19 de abril de 1810, recibió en su casa de Londres a los comisionados Simón Bolivar, Luis López Méndez y Andrés Bello. En diciembre regresó a Caracas, después de casi cuarenta años de ausencia. Fue nombrado General y elegido diputado por El Pan al primer Congreso de la República.

Firmó el Acta de Independencia el 5 de julio de 1811 y fue nombrado generalísimo el 23 de abril de 1812, con el mandato de contener a las tropas realistas, Se estableció en Maracay, desde donde lanzó ataques contra el comandante Domingo de Monteverde. Deseoso de evitar un baño de sangre, firmó la capitulación el 26 de julio, lo que no impidió que Monteverde ordenara la detención de los patriotas. Cuando se disponia a embarcar en La Guaira para buscar refuerzos en Nueva Granada, fue detenido por un grupo de oficiales entre los que se hallaba Simón Bolivar, quienes le acusaron de traición. Al caer La Guaira en manos de los españoles, Miranda fue transferido al castillo de San Felipe en Puerto Cabello y a la fortaleza de El Morro en Puerto Rico.

En diciembre de 1813 fue embarcado hasta Cádiz, España, donde fue encerrado en La Carraca. Un ataque de apoplejía lo mantuvo paralizado hasta su muerte, e1 14 de julio de 1816. Dejó un monumental diario, Colombeia, que ocupa 63 volúmenes, y que la Academia Nacional de la Historia de Venezuela ha editado parcialmente. Su nombre está inscrito en el Arco de Triunfo de París, en homenaje a los servicios prestados a la Primera República francesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario